Proceso de reparación de Turbos

En primer lugar se hace el desarme y despiece completo del turbo para:

– Revisar todas las piezas internas y externas
– Diagnosticar su estado real
– Determinar las causas del daño del turbo (si es por fallas propias del turbo o factores externos) 
– Examinar si las condiciones del turbo están dentro de los parámetros de reparación
– Evaluar si se justifica o no su reparación

Una vez se ha determinado, cotizado y autorizado la reparación del turbo, se procede a realizar las siguientes actividades:

1. Limpieza interna y externa de componentes:

2. Rectificar eje de turbina:

3. Rectificar carcasa central:

4. Hacer bujes sobre medida:

5. Cambiar empaquetadura, anillos de admisión y escape:

6. Alineación de turbinas:

7. Balanceo de turbinas:

8. Armado y ensamble del turbo: